Cuando las cosas se hacían a mano

hace 1 mes

Por línea general a la gente mayor de 50 años les cuesta entender cómo se trabaja actualmente bajo el concepto remoto o como nos comunicamos socialmente a través de Twitter, Facebook, etc. Las nuevas generaciones que se han criado en este escenario de la información lo tienen claro, pero se creen que el mundo siempre ha funcionado tal y como lo conocen. Paradigmas de uso de como el disco de marcar del teléfono, la casete de audio, la manecilla para subir la ventanilla en el coche, etc. 

Pues sí, hasta hace bien poco, no todo se hacía a golpe de ordenador. Existía un proceso físico para crear las cabeceras de televisón, creación de periódicos, impresión en papel, etc. Cuando yo empecé a trabajar, allá por el 1989, el sector comenzó a transformarse poco a poco gracias a la irrupción de los ordenadores y nacimiento de la autoedición. No obstante, a mi me tocó lidiar con estos procesos tan lentos, que viniendo del mundo de la programación, me parecían arcaicos y que ahora recuerdo con nostalgia. 

Algunas cadenas de TV y productoras de cine producían sus cabeceras físicamente, pero con técnicas muy innovadoras para la época. Una de las más famosas es el León de la MGM que apareció por primera vez en el año 1916 y que se fue cambiando hasta 9 veces décadas posteriores. La cabecera de la Office de adiodiffusion Télévision Française también nos debe sonar mucho. Creada en los sesenta mediante una matriz de hilos que creaban un efecto de brillos difícil de conseguir con dibujos 2D. En una de las fotos que acompoñan este post se pueden ver una foto de como habían montado el artefacto para grabar.

El globo terraqueo de la BBC fue otro ejemplo de este arte, que se usó desde 1981 hasta 1985. Lo podéis ver en los videos adjuntos y también una foto de como era el artefacto que construyeron para grabarlo. Una de las cabeceras más elaboradas fue la creada para HBO en 1983. Da la impresión que ha sido creada con los procesos modernos de motions graphics, pero no fue así, se construyó y se animó con efectos físicos y manuales. En los videos adjuntos puedes ver cómo se creó esta cabecera.

El mundo de la artes de impresión también ha cambiado mucho, creamos algo en el nuestro procesador de textos y se imprime directamente. Antes era un poco más complicado este proceso. Desde la composición del texto hasta la impresión que con los procesos de impresión había que montar letra a letra, espacio a espacio, mediante bloques de plomo. Pero el mundo cambia, evoluciona y el 2 de julio de 1978, el New York Times dio un salto tecnológico significativo cuando cambiaron las últimas 60 máquinas operadas manualmente, para introducir la era de la composición digital y fotográfica. Hasta el momento, un operario con experiencia podía sacarle un rendimiento de impresión a una máquinas Linotype de 14 líneas por minuto. Ese número aumentaría a 1.000 líneas por minuto al día siguiente a patir de la instalación de los sistemas de autoedición (ordenadores y sistemas de almacenamiento).

Os adjunto un documental muy interesante llamado "Last Day of Hot Metal Typesetting at the New York Times". Habla sobre ese día en que entró un nuevo paradigma en la composición e impresión, en la vida del New York Times.